Desde que lo conocí, siempre he admirado y envidiado a las familias que educan a sus hijos en el hogar... a lo largo de una año he podido ser una de ellas.

Creo que la educación debería estar centrada en el niño y no en el sistema, así criaríamos a niños más felices y capaces. Creo en mis hijos y quiero hacerles ver que todo es posible, que es cuestión de intentarlo.



31.8.11

Se me olvidó un por qué...

Porque no quiero arrepentirme de no haberlo intentado. No quiero que pasen los años y pase esta oportunidad. Tal vez nos vaya bien, o tal vez debamos volver al cole, quién sabe. Pero no quiero arrepentirme de no haberlo intentado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada